Sonido ventana
16026
post-template-default,single,single-post,postid-16026,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-1.0.5,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,vertical_menu_outside_paspartu,side_area_uncovered_from_content,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Sonido ventana

El audio está tomado desde la ventana del comedor de mi departamento. Yo vivo en calle Santa Rosa,a la vuelta del correo (en pleno centro) por lo que te imaginarás la cantidad de sonidos que se oyen desde mi ventana durante el día.  Pero hay un momento en la noche, después de las 11, en donde el tránsito se aligera, los colectivos pasan con mucha menos frecuencia, hay poco movimiento en la calle. Siempre disfruto mucho esas horas, porque me traen un recuerdo de mi infancia: Mis abuelos vivían en frente de la ruta 17 en mi pueblo (Ceres), y cuando yo me quedaba a dormir (sobre todo en verano) y dejaba la ventana abierta de la pieza, podía escuchar los ruidos de los camiones en la ruta, el viento, algún perro a lo lejos, y eso me transmitía mucha paz. Por eso a veces, en la vorágine de la rutina y la ciudad, me gusta sentarme a la noche al lado de la ventana de mi departamento, y transportarme un rato a la casa de mis abuelos.

ALINA MARTOGLIO